Mejores manoplas snowboard para esta temporada

Las mejores manoplas de snowboard (clasificados en términos de calidez y protección) deben de combinar el uso de un forro acogedor y agradable para el tacto con una buena cubierta que ofrezca impermeabilidad y transpirabilidad, las dos cosas más importantes cuando se trata de cualquier tipo de ropa de snowboard.

Para nosotros, las manoplas han llegado para quedarse, la comodidad y la calidez que ofrecen una vez te haces a ellos, no tienen comparación con los guantes de esquí. Por ello, si quieres encontrar cuáles son las mejores manoplas de snowbard hombre para esta temporada, sigue leyendo!

Comparativa de manoplas de snowboard

Queremos ayudarte a encontrar las manoplas de snowboard de hombre perfectas

Desde hace años, somos tu tienda de snowboard y esquí de referencia para la comparación y reseñas de material y ropa de snowboard, por ello según tu estilo, vamos a enseñarte cómo elegir tu par de manoplas ideales.

¿Que tener en cuenta a la hora de comprar manoplas?

Para elegir las mejores manoplas de snowboard, debe tener esto en cuenta:

Impermeable y transpirable: estarás expuesto a bajas temperaturas y condiciones climatológicas, por lo tanto es importante que no calen el agua y conserven el calor. En condiciones de nieve o incluso en el área más cálida donde la nieve no es seca, tus manos se mojarán rápidamente, pero para evitarlo, puedes elegir manoplas hechos con materiales como Omni-Tech, Gore-Tex y Entrant.

Otro aspecto importante es el aislamiento. Un gran número de practicantes de snowboard tienden a elegir guantes con aislamiento más grueso porque piensan que serán más cálidos. Pero, no es del todo cierto, ya que hoy en día, hay muchos aislantes sintéticos de alta tecnología y más finos debido que mantienten el calor de manera más efectiva.

El recubrimiento de tus manoplas de snow también son una parte a tener en cuenta, ya que si el revestimiento exterior es bueno, te ayudará  a mantener la impermeabilidad, tener un buen agarre y por supuesto, absorber la humedad para así mantener las manos secas.